EN BREVE

La Literatura Comparada es el estudio de la literatura y otras formas de expresión cultural, superando los límites lingüísticos y culturales. Por lo general, se centra en el análisis y comparación de obras y autores que hacen uso de idiomas diferentes, pero también puede ocuparse de literaturas escritas en el mismo idioma en dos naciones o grupos culturales diferentes. Puede estudiar, igualmente, la relación entre la literatura y otras manifestaciones artísticas o, en un sentido más amplio, la relación entre literatura y otras esferas intelectuales del comportamiento humano. Al comparatista se le presupone una competencia lingüística en diversos idiomas, así como el conocimiento de dos o más tradiciones literarias y de los principios de teoría literaria.

En este trabajo se analizan las razones por las cuales la traducción literaria se ha considerado tradicionalmente una actividad (o un producto) cualitativamente inferior a la creación literaria o a los textos originales; se estudia el modo en que la Literatura Comparada ha cuestionado la legitimidad de estudiar los textos objeto de comparación en traducción, principalmente cuando el objeto de estudio eran tradiciones literarias en lenguas europeas, para poner de manifiesto una mayor flexibilidad cuando se dio en la Literatura Comparada una apertura hacia el multiculturalismo; se destacan las aportaciones que desde los Estudios de Traducción se han hecho en torno al estudio de la traducción literaria, entendida como producto y estudiada desde un punto de vista descriptivo; finalmente, se analiza la reorientación que en los últimos años se ha dado al concepto de “literatura universal”, presentando también algunas argumentaciones en su contra.

Origen: Como campo académico, la Literatura Comparada  surgió en el siglo XIX, a la vez que otros campos de estudio como el Derecho comparado o la Filología Comparada. El propósito de estas disciplinas era alcanzar lo que había en común en las diferentes ordenamientos jurídicos, las diferentes lenguas o (en el caso de la propia Literatura Comparada) las diferentes literaturas. Se ha debatido sobre el origen del término. Indudablemente, se origina en Francia. La primera constancia que se tiene del término es en el volumen Cours de littérature comparée, que aglutinaba diversos textos publicados en 1816 por Jean-François-Michel Noël, pero lo cierto es que no se sigue ahí una aproximación propia de lo que sería la Literatura Comparada. Los auténticos pioneros en la materia son François Villemain, Philarète Chasles y Jean-Jacques Ampère. La Literatura Comparada quedó consagrada como  disciplina con las aportaciones de Charles-Augustin Saint-Beuve, quien usó el término en una charla de 1868, aunque ya previamente, en 1840, había hablado de “historia literaria comparada”. La primera revista especializada se publicó en Cluj (Rumanía), en 1877, dirigida por Hugo Meltzl. El título aparecía en diversos idiomas, siempre significando “revista de literatura comparada”. En 1879 pasó a llamarse Acta Comparationis Litterarum Universarum. En inglés el nombre fue popularizado por Hutcheson Macaulay Possnett en una obra de 1886, titulada precisamente Comparative Literature.

Denominaciones alternativas: CA, EN, ES, Literatura comparada; EU: ¿¿???; GL, Literatura comparada; PO, Literatura comparada.

Sobre esta entrada

Obra de Luis Pegenaute Rpdríguez (Universitat Pompeu Fabra)
luis.pegenaute@upf.edu

Fecha de primera publicación: 2014.

Modo de citar: Pegenaute Rodríguez, Luis. 2014. Comparative Literature. Trad. de Ana Compañy Martínez (Universidad de Alicante) @ Enciclopedia Ibérica de la Traducción y la Interpretación. AIETI. Disponible en: http//….

Información sobre el autor, al final de la entrada

Contacta con nosotros

Puedes enviarnos un email y te responderemos lo antes posible, gracias.

Not readable? Change text.

Escriba el texto y presione enter para buscar