Accesibilidad

Esta nueva modalidad de la TAV, con menos de una década de investigación desde los Estudios de Traducción, es sin embargo la más dinámica. La accesibilidad tiene como objetivo eliminar las barreras de la comunicación por problemas de acceso a las tecnologías, a las lenguas, o a los contenidos, ya sea por motivos lingüísticos o sensoriales. En la actualidad la accesibilidad engloba a la traducción y la interpretación, ya que se considera que ambas tienen como objetivo común salvar las barreras del lenguaje: accesibilidad lingüística.

La accesibilidad posee tres grandes ámbitos: a) la accesibilidad lingn se estudia la lengua de signos o señas. s del engloba a la traducciiferentes de sunbtferior robust also finsh her PhD which süística, en la que se estudia la traducción, la interpretación y la lengua de signos o señas; b) la accesibilidad sensorial como la audiodescripción, el subtitulado para sordos, el audiosubtitulado, etc.; y c) la accesibilidad tecnológica, es decir la interacción del usuario con el hardware y software. Como estudios más representativos se pueden citar el de Matamala y Orero (2009), que recoge aportaciones sobre el subtitulado para sordos, el volumen de Maszerowska, Matamala y Orero (2014) sobre la audiodescripción y el monográfico de Romero-Fresco (2011) sobre el subtitulado por rehablado.

En la Norma UNE 153020 (2005:4), AENOR define la audiodescripción como:

Servicio de apoyo a la comunicación que consiste en el conjunto de técnicas y habilidades aplicadas, con objeto de compensar la carencia de captación de la parte visual contenida en cualquier tipo de mensaje, suministrando una adecuada información sonora que la traduce o explica, de manera que el posible receptor discapacitado visual perciba dicho mensaje como un todo armónico y de la forma más parecida a como lo percibe una persona que ve.

La audiodescripción está condicionada por la lengua de la versión que se describe, por lo que países dobladores como España tienen una audiodescripción diferente a los países subtituladores, quienes también precisan de locutar los subtítulos creando los audiosubtítulos (Orero 2007).

El subtitulado para sordos se define como traducción intersemiótica entre modos (de oral a escrito) e intralingüística. Consiste en presentar en pantalla un texto escrito que ofrece un recuento semántico de lo que se emite en el programa en cuestión, pero no sólo de lo que se dice, cómo se dice (énfasis, tono de voz, acentos e idiomas extranjeros, ruidos de la voz) y quién lo dice, sino también de lo que se oye (música y ruidos ambientales) y de los elementos discursivos (cartas, leyendas, carteles, etc.) que aparecen en la imagen (Pereira 2005:162).

37 38

Subtítulos para sordos.

A diferencia del subtitulado que consumen los receptores que no presentan déficit auditivo, el dirigido a los espectadores sordos se articula únicamente en torno a dos componentes: los subtítulos y la imagen que los acompaña. Estos dos elementos, junto con la naturaleza y el ritmo de lectura del receptor, definen las características diferenciales del subtitulado para sordos.

Contacta con nosotros

Puedes enviarnos un email y te responderemos lo antes posible, gracias.

Not readable? Change text.

Escriba el texto y presione enter para buscar