Comprensión lectora: propuestas didácticas para el lector-traductor – Jimena Weinberg Alarcón, Raúl Caamaño Matamala, Lissette Mondaca Becerra

 En Publicaciones

Resumen
Partiendo de la idea de que la comprensión lectora es un requisito esencial para el ejercicio de la traducción y de que, en la práctica, la mayoría de los estudiantes de traducción no la abordan cabalmente, en este artículo se presenta un recorrido por las distintas propuestas de definición de la competencia traductora, con el fin de constatar la presencia y, por ende, la importancia de la comprensión lectora; asimismo, se abordan las características del lector-traductor para dar cuenta de sus particularidades respecto del lector común. Conforme a esta revisión, se presenta una serie de actividades didácticas, organizadas sobre la base de los objetivos de aprendizaje para la comprensión de textos planteados por Brehm y Hurtado (1999), que permiten al aprendiz-traductor lograr la comprensión necesaria que requiere el ejercicio de la traducción.
Abstract
Reading comprehension: didactic proposals for the translator-readerBased on the premises that reading comprehension is an essential requisite for the exercise of translation, and considering that, in practice, most of the translation students do not fully address it, this article presents a review of the different proposals of the definition of trans-lation competence, in order to verify the presence and, therefore, the importance of reading comprehension. Likewise, the characteristics of the translator-reader are addressed in order to account for his features that differentiate him from the common reader. According to this review, a series of didactic activities, based on the learning objectives for the comprehen-sion of texts proposed by Brehm & Hurtado (1999) are presented in this paper, allowing the translator-apprentice to achieve the necessary understanding required in the practice of translation.

Consideraciones generales
Todos los autores revisados aseguran de uno u otro modo la decisiva importancia que tiene la comprensión lectora en el proceso traductor designándole un rol preponderante entre las competencias descritas, siendo la comprensión un puente técnica-mente necesario entre el texto fuente y el texto meta.
En relación con el lector común versus el lector-traductor, queda de manifiesto que la diferencia del proceso de lectura pasa por la lengua en la que está escrito el texto a traducir y por el propósito de lectura, lo que, por consiguiente, redunda en la intensidad de esta última. Analizado el fenómeno desde otra perspectiva, la comprensión para el lector común es equivalente con el proceso de lectura, mientras que para el lector-traductor, la comprensión no es sino la primera fase del proceso de traducción. En esta primera fase, dado que el traductor se debe acercar a la comprensión total del texto, tanto el análisis lingüístico como el extralingüístico son de vital importancia; reparar en la función del texto, los modos de enunciación, los tipos de oraciones, los rasgos prototípicos de un género textual, así como también en todo lo que implica la circunstancia de enunciación, es decir, tiempo, lugar, estatus de los participantes, saber compartido, entre otros, son los elementos del texto que pasan desapercibidos si el propósito de la lectura no es la traducción.
En lo referente al trabajo en el aula, las actividades que se plantean son una propuesta actualizada de ejercicios aplicados a estudiantes de traducción para mejorar la comprensión lectora, las que confirman la relevancia de abordarla con estrategias de lectura que apunten a una comprensión pormenorizada del texto; con esto no que-remos decir que las estrategias de generalización no resulten útiles para la actividad traductora, sino que son complementarias. Junto con esto resulta significativo abordar la comprensión lectora siempre evidenciando cada uno de los pasos que este proceso conlleva, es decir, cada vez que se trabaja en un texto, se debería activar conocimientos previos, recorrer los mecanismos de coherencia y cohesión, identificar variaciones lingüísticas, reconocer rasgos pragmáticos y distinguir los diferentes géneros textuales. Además, un apoyo importante para lograr el nivel de comprensión necesario para traducir lo constituiría el aumento de la lectura en la lengua de trabajo.
En conclusión, si lo que queremos es lograr un cambio en la percepción social que se tiene del profesional de la traducción y, por ende, cambiar la concepción que trae la mayoría de los actuales estudiantes que ingresan a programas universitarios de formación de traductores, la tarea debe empezar con acciones de este tipo en el aula.
Según Kiraly (2000), existe un gran consenso respecto de lo que implica la competencia traductora; sin embargo, no ocurre lo mismo cuando nos preguntamos cómo se adquiere o aprende. Por lo tanto, esperamos que el presente trabajo sea un aporte para la adquisición de uno de los componentes, competencias, habilidades o subcompetencias que supone la competencia traductora.

http://revistaseug.ugr.es/index.php/sendebar/article/view/6475/7051
Contacta con nosotros

Puedes enviarnos un email y te responderemos lo antes posible, gracias.

Not readable? Change text.

Escriba el texto y presione enter para buscar