LA IMPORTANCIA DE LA INTERACCIÓN EN EL PROCESO DE APRENDIZAJE DE LA TRADUCCIÓN – María del Pilar Ortiz Lovillo y Magdalena Hernández Alarcón, Universidad Veracruzana, Xalapa, México

 En Publicaciones

ABSTRACT
This article describes the importance of interaction during the teaching-learning process of translation, as a result of the research project that was completed during the doctorate in Language Sciences at the University of Veracruz. This study consisted on directing a microgenetic analysis of the translation process from French to Spanish of a classic short story: Le Petit Chaperon Rouge, by Charles Perrault, carried out by a group of students at the Seminar of Translation, taught at the Institute of Education Research. The results proved that the interaction with the experimented adult facilitates the learning process of translating; therefore social interaction is essential for cognitive development.
RESUMEN
En este artículo se describe la importancia de la interacción en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la traducción; el trabajo es producto de una investigación que se llevó a cabo en el doctorado en Ciencias del Lenguaje, de la Universidad Veracruzana. El estudio consistió en realizar un análisis microgenético del proceso de traducción del francés al español de un cuento clásico: Le Petit Chaperon Rouge, de Charles Perrault, por un grupo de estudiantes del Seminario de Traducción, que se imparte en el Instituto de Investigaciones en Educación, de nuestra casa de estudios. Los resultados obtenidos demuestran que la interacción con el adulto experimentado facilita el proceso de aprendizaje de la traducción, por lo que la interacción social es indispensable para el desarrollo cognitivo.

Con el análisis microgenético se puede verificar el papel, positivo o negativo, que juega la interacción entre los diferentes actores, profesor-estudiante y estudiante-estudiante, y observar algunos indicios de la construcción del conocimiento derivados de esta interacción.
Nos damos cuenta que, como señala Vigotsky (1979), los estudiantes tienen la capacidad de analizar y compartir con otros miembros de su grupo social su comprensión de la experiencia compartida.
Se observa que la mediación semiótica es necesaria en el salón de clases, porque la interiorización de un instrumento cultural como el lenguaje permite ayudar al estudiante a reflexionar, ya que la respuesta ante un estímulo pasa por una elaboración interna; por lo tanto fue conveniente que la profesora proporcionara indicios a los estudiantes para que pudieran avanzar y, al mismo tiempo, darles libertad para tomar la iniciativa en la resolución de un problema.
Se podría afirmar que los estudiantes que se beneficiaron más con las explicaciones de la profesora y de sus compañeros en el proceso de aprendizaje de la traducción, fueron los que se encontraban en un nivel más cercano a la adquisición del conocimiento antes de realizar la tarea encomendada. Por eso se ha afirmado en numerosas ocasiones que el ejercicio no es fructífero hasta que se inscribe en cierto espacio ligado con el estado de desarrollo mental del sujeto. Se identificaron los nexos profesor-estudiante y estudiante-estudiante durante el proceso de la traducción y se analizaron los cambios evolutivos en el proceso de aprendizaje, para intentar mejorar la enseñanza dela traducción.
Comprobamos que es necesario mostrar a los estudiantes el camino para profundizar en el texto, a fin de descubrir todas las sutilezas del discurso por medio de varias lecturas atentas y cuidadosas y la detección de los campos semánticos que se encuentran en el texto, así como sensibilizar a los estudiantes para que aprendan a analizar el ritmo y la densidad del discurso, y explicarles, por ejemplo, cuáles son las palabras o acciones que provocan que el lector se mantenga en suspenso.
Conocer las experiencias previas de los estudiantes, vinculadas con los contenidos a aprender, las cuales se encuentran organizadas y almacenadas en esquemas o estructuras mentales que el profesor debe explorar a fin de contribuir a que los estudiantes establezcan conexiones entre dichos esquemas y la nueva información. Así, en la medida en que el estudiante desarrolle habilidades mentales complejas, tendrá mayores oportunidades de transferir el contenido de sus esquemas a la nueva situación de aprendizaje.
Es necesario que el profesor conceda un espacio para que los estudiantes justifiquen sus decisiones durante la traducción, tanto adecuadas como inadecuadas, y puedan explicar las estrategias que utilizan.
También es importante apoyar a los estudiantes en la adquisición de hábitos para que aprendan a documentarse en diccionarios, sitios de Internet confiables y a utilizar diferentes técnicas y estrategias que les permitan producir traducciones aceptables.
Es posible observar de manera individual a cada estudiante para llegar a una aproximación de lo que ocurre en su mente durante el proceso de traducción con el apoyo del programa informático «El espía», el cual aporta información que permite al profesor hacer adecuaciones del camino a seguir y tomar decisiones que apoyen el aprendizaje de la traducción.

https://revistas.uma.es/index.php/revtracom/article/view/11239/11627
Contacta con nosotros

Puedes enviarnos un email y te responderemos lo antes posible, gracias.

Not readable? Change text.

Escriba el texto y presione enter para buscar