La toma de notas con ordenadores convertibles en la enseñanza-aprendizaje de la interpretación consecutiva. Resultados de un estudio piloto en una formación de máster – Marta Arumí, Pilar Sánchez-Gijón

 En Publicaciones

Resumen
Actualmente, diferentes ámbitos de la interpretación están comenzando a hacer un uso específico de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) genéricas para asistir o apoyar al intérprete. La interpretación consecutiva es una de las modalidades en las que el uso de las TIC puede tener una mayor incidencia. Este artículo aborda la introducción de dispositivos digitales como herramienta para la toma de notas en interpretación consecutiva. En concreto, presenta una experiencia pedagógica llevada a cabo con los alumnos y el profesorado del Máster Universitario en Interpretación de Conferencias (MUIC) de la Universitat Autònoma de Barcelona. Tras esta prueba, se recogió la percepción sobre la experiencia de ambos colectivos, alumnos y profesorado, a través de un cuestionario. El artículo concluye con una propuesta relativa a los aspectos pedagógicos y tecnológicos que cabe tener en cuenta antes de introducir el uso de estos dispositivos en la formación en interpretación consecutiva.
Resum
Actualment, diferents àmbits de la interpretació estan començant a fer un ús específic de les tecnologies de la informació i la comunicació (TIC) genèriques per assistir o donar suport a l’intèrpret. La interpretació consecutiva és una de les modalitats en les quequè l’ús de les TIC pot tenir una major incidència. Aquest article aborda la introducció de dispositius digitals com a eina per a la presa de notes en interpretació consecutiva. En concret, presenta una experiència pedagògica duta a terme amb els alumnes i el professorat del Màster Universitari en Interpretació de Conferències (MUIC) de la Universitat Autònoma de Barcelona. Després d’aquesta prova, es va recollir la percepció sobre l’experiència de tots dosd’ambdós col·lectius, alumnes i professorat, a través d’un qüestionari. L’article conclou amb una proposta relativa als aspectes pedagògics i tecnològics que cal tenir en compte abans d’introduir l’ús d’aquests dispositius en a la formació sobre interpretació consecutiva.
Abstract
Different areas within interpreting are now beginning to make specific use of generic information and communication technologies (ICT) to provide help and support for interpreters. Consecutive interpreting is one of the modalities in which ICT can have a major impact, and so this article deals with introducing digital devices as a note-taking tool. In more specific terms, it presents a pedagogical pilot study with students and teachers in the Conference Interpreting MA Degree programme at the Universitat Autònoma de Barcelona (MUIC). After this trial, the views of students and lecturers alike were collected via a questionnaire. It concludes with a proposal related to the teaching and pedagogical aspects which should be taken into account before introducing the use of these devices in consecutive interpreting training.

Observaciones finales
En este artículo se detallan los aspectos relativos a la prueba realizada en el Máster Universitario de Interpretación de Conferencias (MUIC) de la UAB para evaluar la introducción de dispositivos digitales en la formación en interpretación consecutiva. A partir de las respuestas obtenidas en los cuestionarios posteriores a la prueba, se han podido recoger todos aquellos aspectos necesarios para evaluar los resultados apropiadamente y establecer cuáles son las decisiones tecnológicas y didácticas que se deben dilucidar antes de introducir el uso de dispositivos digitales de manera habitual.
Se ha constatado que, en general, la incorporación tecnológica no afecta a la estructura del discurso recogida por los alumnos. En esta línea, se confirma la idea de que recoger fielmente la estructura del discurso y con garantías de una correcta restitución no depende del soporte, sino del grado de dominio de la técnica. El hecho de haber detectado indecisión entre los participantes a la hora de marcar los puntos problemáticos del discurso puede deberse a que los alumnos todavía tenían dudas sobre la técnica de la toma de notas. Será interesante profundizar en este aspecto a través de un segundo estudio en el que los alumnos cuenten con una formación más avanzada.
Según se desprende de la experiencia evaluada, los profesores, si bien aceptan con reticencias la introducción de los soportes digitales y muestran ciertas dudas, sobre todo en relación a las limitaciones, sí que intuyen y manifiestan algunas ventajas didácticas que la introducción de la herramienta podría acarrear. Están convencidos de que mostrar las notas de cada uno de los estudiantes a todo el grupo sería una ventaja respecto a la forma habitual de trabajar la técnica, pues les permitiría ofrecer un feedback más personalizado y útil para el conjunto de alumnos. Además, les ayudaría a trabajar la toma de notas como proceso y como producto. El profesor podría acceder en cualquier momento al proceso de toma de notas del estudiante, lo cual le permitiría detectar de forma más rápida posibles problemas en la adquisición de la técnica o bien destacar y apuntar buenas soluciones y estrategias de toma de notas.
Otra de las percepciones de los formadores tiene que ver con el momento en el que ven factible la introducción de la toma de notas en soporte digital. Todos coinciden en que no se puede introducir si los estudiantes no dominan todavía la técnica de la toma de notas. En este sentido, y siguiendo la propuesta de fases de adquisición de la técnica de la modalidad consecutiva de Setton y Dawrant (2016), consideramos que un buen momento para introducirla sería en lo que estos autores llaman la fase de experimentación; es decir: el momento en el que los estudiantes ya han asimilado los principios básicos de la técnica y han estado expuestos a suficiente práctica durante algunas semanas. Es entonces cuando están en disposición de introducir cierta flexibilidad en su técnica y adaptarla a una mayor variedad de tipos de discurso. Esta predisposición a la flexibilidad haría de este un buen momento para introducir el nuevo soporte, a cuya familiarización los estudiantes deberían dedicar algunas sesiones de clase y práctica autónoma.
Otro elemento que mencionan los profesores de forma recurrente es el salto cualitativo que la toma de notas en soporte digital podría suponer en relación a la evaluación, la autoevaluación y el trabajo autónomo de los estudiantes. En el momento actual, los estudiantes del MUIC trabajan de forma regular fuera de las sesiones de clase, de manera individual o bien en grupo. El resultado de este trabajo individual lo recogen en un portafolio que les permite clasificar el material y reflexionar sobre su progreso. El hecho de tener todas las evidencias de aprendizaje recogidas en un único soporte —y, además, de manera visual—permite tanto a los estudiantes como a los profesores acceder de manera más fácil a las evidencias y detectar el progreso. Se podrían mejorar tanto aspectos de evaluación formativa (detectar y destacar buenas prácticas) como de evaluación sumativa (otorgar valoraciones con mayor facilidad). Respecto a la autoevaluación, la introducción del soporte digital permite acceder desde una misma plataforma al discurso interpretado, a la toma de notas y a la grabación de su prestación. Además, desde el mismo soporte, el estudiante puede trabajar con la parrilla de autoevaluación e incorporar directamente a su portafolio todo el material que considere.
Esta prueba nos ha permitido establecer qué condiciones deben cumplir los dispositivos digitales en un contexto de interpretación consecutiva. La más importante de todas es que debe garantizarse que la función de escritura manuscrita se pueda ejercer sobre la pantalla completa, y no solamente sobre un recuadro en una parte de la pantalla. También es muy importante contar con una pantalla de alta resolución y sensibilidad al trazo, para que este sea lo más ágil posible. Una vez garantizado el cumplimiento de estos dos requisitos, es importante optar por el dispositivo de menor peso y que más se asemeje a una libreta en proporciones y en funcionalidad. Después de esta prueba, no recomendaríamos el uso de ordenadores portátiles convertibles que utilicen el sistema operativo Windows. Estos ordenadores no están pensados para recoger toda la definición del trazo en escritura manuscrita, y la mayoría de las aplicaciones que permiten este tipo de escritura lo hacen únicamente a través de un recuadro insuficiente para una interpretación consecutiva. Por otro lado, sería pertinente evitar cualquier dispositivo en el que el mero contacto con la pantalla, por ejemplo el causado al apoyar el antebrazo para escribir, desencadene alguna acción involuntaria. También se recomienda hacer pruebas con lápices de diferente formato, ya que es importante que se adapten tanto a las características de la pantalla como al modo de escritura del usuario.
Si se desea incorporar los dispositivos digitales de manera habitual a la formación en interpretación consecutiva, las actividades formativas deben incluir sugerencias o incluso instrucciones concretas relativas al uso de funciones como los cambios de grosor o color del trazo, de modo que se conviertan en un recurso del que valerse durante la restitución. También se deben proponer actividades orientadas a utilizar más de una aplicación en pantalla, para tener acceso a glosarios o a cualquier otro tipo de apps que puedan ser útiles en un momento dado.
Por otro lado, hay una serie de funciones que requieren un estudio más profundo, entre las que se encuentran las siguientes:
– Disponer de una hoja eterna en la que no sea necesario pasar de página. Ello implica el uso de la barra de desplazamiento vertical o scrolling. Puede ser útil durante la fase de restitución, pero podría añadir dificultad durante la fase de toma de notas.
– En el caso de que el dispositivo lo permita, aplicación de la función de gestos sobre pantalla para abrir o cerrar aplicaciones.
– Disponer de más de una aplicación en pantalla. Esta función podría tener una gran repercusión en la fase de restitución, pero limitaría el espacio de escritura durante la toma de notas y podría convertirse en un elemento distorsionador.
– Sacar provecho de funciones de automatización, como la creación automática de la marca lateral, la utilización de símbolos y la creación automatizada de marcadores o enlaces que permitan volver a un punto determinado del discurso.
Cabe señalar también lo ventajoso que resulta contar con un alumnado predispuesto a utilizar tecnologías. La actitud ante las tecnologías parece haber sido un aspecto relevante en la prueba. Es posible que incluso haya tenido que ver con un salto generacional, también entre el profesorado. A la hora de generalizar el uso de estos dispositivos, cabe preguntarse de qué modo van a ser vistos por el colectivo e incluso plantearse acciones de familiarización con los dispositivos previas al inicio de las acciones de formación.

https://revistes.uab.cat/tradumatica/article/view/n17-arumi-sanchez-gijon/pdf_75
Contacta con nosotros

Puedes enviarnos un email y te responderemos lo antes posible, gracias.

Not readable? Change text.

Escriba el texto y presione enter para buscar