La traducción hacia el inglés de las señales turísticas de Sevilla: problemas y consecuencias para el turismo – Mariana Relinque Barranca, Universidad Pablo de Olavide, Sevilla

 En Publicaciones

Resumen
A pesar de la importancia del turismo en la economía española, en este país no se presta demasiada atención a la traducción de contenidos turísticos. Esto provoca en la práctica situaciones incómodas, como lo ocurrido en la ciudad de Sevilla, donde la traducción de las nuevas señales turísticas ha sido objeto de crítica en numerosos medios, especialmente en redes sociales. Ante esta situación, el presente trabajo plantea un análisis de las traducciones de dichas señales y propone soluciones más adecuadas desde un punto de vista traductológico. En él se concluye que la traducción resulta incongruente en cuanto al uso de técnicas y presenta errores de todo tipo, por lo que las señales no cumplen su objetivo de prestar un servicio de orientación y ubicación de calidad para el turista extranjero. Así pues, se vuelve a constatar la falta de profesionalización del sector y la invisibilidad de la labor traductora profesional.
Abstract
Spanish-English Translation of Tourist signs in Seville: problems and consequences for Tourism
In spite of the relevance of tourism for the Spanish economy, until recently, little attention has been paid to the translation of tourist texts in this country. This fact causes unpleasant situations in real life, as is the case in the city of Seville, where the translation of the new tourist signs has been criticized in different media, particularly in Social Media. In view of this situation, this paper shows an analysis of the translations of these tourist signs and proposes more adequate solutions from a translation perspective. The conclusions reached show that translations are usually inconsistent in the use of techniques and include all sorts of mistakes. As a result, these signs do not meet their objective: helping the foreign tourist as a guiding and orienting tool. Likewise, the lack of professionalization and the invisibility of the professional translation practice in the tourist field are remarked.

Una vez concluido el análisis, se puede confirmar que la traducción de las señales turísticas de Sevilla presenta numerosos problemas. El principal es la falta de congruencia en la técnica de traducción utilizada; se han mezclado diferentes técnicas de traducción y en muchos casos se han tomado decisiones poco acertadas o mejorables. Se observa, por tanto, que no se han establecido a priori unos criterios a seguir para conseguir una traducción homogénea y de calidad.
Otra cuestión importante es que se han traducido nombres de lugares que no se deben traducir por tratarse de términos idiosincráticos de la cultura sevillana que no tienen parangón en ningún otro lugar. En otros casos el error es justamente el opuesto, no se han traducido términos que deberían haberse traducido e incluso, en ocasiones, se ha dejado igual el mismo término o expresión en inglés y español. Este último problema plantea además la duda de si es realmente necesario que aparezca la denominación duplicada en la señal. Además de todo esto, en algunas señales aparecen errores léxicos, sintácticos, ortotipográficos y pragmáticos.
Todos estos problemas se han intentado solventar en las soluciones aportadas a lo largo del análisis, las cuales han buscado una mayor coherencia en el resultado, siguiendo una técnica de traducción prioritaria y corrigiendo los errores que se iban presentando.
Por último, cabe destacar que la instalación de las nuevas señales turísticas en Se-villa crea aún mayor confusión en el turista extranjero al no haberse sustituido todas las señales turísticas que hay en la ciudad, por lo que coexisten las nuevas señales con las antiguas, las cuales aparecían traducidas a dos lenguas (inglés y francés o portugués), y donde las traducciones al inglés difieren en numerosas ocasiones de las traducciones al inglés aportadas por las nuevas señales.
La pregunta central que no se ha planteado la persona o empresa encargada de traducir estas señales es cuál es el objetivo de la traducción. La respuesta lógica sería que las señales se traducen para que los turistas sepan dónde están estos sitios y puedan ubicarlos. En el momento en que se cambian referentes de forma aleatoria, de modo que no van a coincidir con lo que aparece en las guías, mapas, etc., las señales dejan de tener valor como herramienta de orientación y ubicación. Por consiguiente, lejos de prestar un servicio de calidad al turista extranjero, lo que se consigue es confundirlo y crear una mala imagen de la ciudad.
Parece demostrado, por tanto, que las señales turísticas constituyen un subgénero con unas características particulares que las hacen dignas de estudio. Para su traducción, sería fundamental la colaboración entre instituciones y traductores profesionales, con el fin de evitar problemas tanto a nivel traductológico como pragmático.
Para seguir profundizando en esta cuestión, sería interesante realizar un estudio donde se comprobase si la traducción de esta nueva señalización coincide con la traducción de los mismos enclaves turísticos que se ofrece en los mapas de la ciudad, en la página web oficial de Turismo de Sevilla y en los folletos emitidos a nivel institucional, ya que de no coincidir, se perdería por completo el objetivo de estos elementos como herramienta de orientación y ubicación y se crearía una imagen muy negativa de la ciudad en el turista extranjero.
Por otro lado, resultaría también interesante comprobar cómo se han traducido las señales turísticas en otras poblaciones de España, puesto que, a falta de una mayor profundización, existen indicios que muestran que aunque la crítica ha surgido en Sevilla, la señalización turística de otras ciudades españolas muestran los mismos errores que aquí se denuncian.
Aunque no se conoce la autoría exacta de quién realizó las traducciones de las señales turísticas de Sevilla, los resultados del análisis parecen indicar que no se ha tratado de una persona debidamente formada y cualificada para traducir este tipo de textos, algo muy habitual en este campo de especialidad como ya se ha explicado anteriormente en este artículo. Por consiguiente, las críticas surgidas en redes socia-les ante la traducción de la nueva señalización eran acertadas, aunque no estuvieran traductológicamente justificadas.

http://revistaseug.ugr.es/index.php/sendebar/article/view/6743/7057
Contacta con nosotros

Puedes enviarnos un email y te responderemos lo antes posible, gracias.

Not readable? Change text.

Escriba el texto y presione enter para buscar