LOS PROGRAMAS INFORMÁTICOS DE SUBTITULACIÓN EN LA ENSEÑANZA/APRENDIZAJE DE LA TAV DENTRO DEL ÁMBITO UNIVERSITARIO (3): ANÁLISIS DEL SOFTWARE SEMIPROFESIONAL – Antonio Roales Ruiz, Universidad Complutense de Madrid

 En Publicaciones

ABSTRACT
The aim of this paper is to show the analysis accomplished on ten subtitling programs. We can consider all of them semiprofessional software. We have been investigating whether these programs are suitable for teaching and learning how to create subtitles.
RESUMEN
El presente artículo pretende mostrar los resultados pormenorizados de diez programas informáticos de subtitulación. Todos ellos pueden encuadrarse en una categoría que hemos dado en llamar «semiprofesional». De este análisis pretendemos sacar conclusiones sobre su idoneidad (o no) para la enseñanza-aprendizaje de la subtitulación en el ámbito universitario.

Los programas de subtitulación semiprofesionales cuentan, por lo general, con numerosas lagunas técnicas. Todos (salvo tres excepciones) carecen de una de las funciones que podemos considerar —sin demasiado temor a equivocarnos— como una de las más importantes en subtitulación: la resolución de la ecuación espacio/tiempo. La mayoría de ellos permiten calcular lo que dura en términos absolutos un subtítulo según sus respectivos puntos de entrada y salida, e incluso indican el número de caracteres que se han insertado para un subtítulo determinado; pero no permiten calcular qué número de caracteres deberían utilizarse como máximo en un subtítulo para una velocidad de lectura y un tiempo dados. Esta carencia, a nuestro entender, basta para descartar un programa de subtitulación que pretenda alcanzar unos mínimos niveles de profesionalidad. Tampoco para la preparación de traductores parece adecuado un programa con esta laguna: la formación de futuros profesionales debe tener en cuenta de forma escrupulosa aquellos parámetros que en un futuro serán de exigencia común en el trabajo diario de cualquier subtitulador profesional. La ecuación espacio/tiempo es requisito insoslayable para una buena subtitulación. No poder resolverla automáticamente y de modo sencillo nos parece un inconveniente mayor.
Desde el punto de vista de los criterios técnicos, tan solo tres de los diez programas semiprofesionales analizados (Subtitle Edit, SubMagic y VisualSubSync) pueden considerarse válidos en este aspecto, si bien —al igual que ocurre con sus homólogos profesionales— las funciones de alerta en relación con los errores cometidos en el proceso de subtitulación no son todo lo claras que un enfoque pedagógico requeriría.
Desde la perspectiva del precio, en cambio, son imbatibles: todos los analizados son gratuitos.
En cuanto a la facilidad de uso, por lo general, desbancan a los programas profesionales. Está claro que su diseño trata de abarcar tareas más sencillas que las que deben cubrir los editores profesionales y, por tanto, el nivel de configuración y la cantidad de funciones que los semiprofesionales presentan los convierten en programas más accesibles desde el punto de vista del manejo. Pero salvo los tres a los que aludíamos anteriormente, el hecho de que la gestión de parámetros técnicos sea tan pobre —en muchos casos inexistente— los descarta, en nuestra opinión, para un uso didáctico (con orientación profesional). En este caso podemos afirmar que los editores semiprofesionales aprueban con claridad en el criterio relativo al precio y resultan razonablemente sencillos de utilizar, pero suspenden rotundamente en el aspecto de la gestión de criterios técnicos de subtitulación.
Así pues, al someter ambas familias de programas al filtro de los tres criterios que establecimos en Los programas informáticos de subtitulación en la enseñanza/aprendizaje de la TAV dentro del ámbito universitario: una propuesta de evaluación (Roales 2015a) para el análisis de los editores de subtitulación, observamos que cada uno de ellos cumple adecuadamente con uno de los tres, logra mantenerse en niveles más o menos aceptables —aunque dispares— en otro de ellos y fracasa estrepitosamente en el último.
El criterio de «doble valoración» que empleamos en el análisis tan solo deja tres editores (Subtitle Edit, SubMagic y VisualSubSync) de los diecisiete estudiados —mezclando profesionales y semiprofesionales— como posibles candidatos para un uso didáctico. No son óptimos en nuestra opinión, pero pasarían razonablemente el filtro de análisis que nos hemos impuesto.

https://revistas.uma.es/index.php/revtracom/article/view/11368/11804
Contacta con nosotros

Puedes enviarnos un email y te responderemos lo antes posible, gracias.

Not readable? Change text.

Escriba el texto y presione enter para buscar